martes, 23 de mayo de 2017

La llegada




La llegada


Sobre un blanco papel impregnado de ausencias,
escribiré palabras con tinta transparente
y teñirán de rojo la leve transparencia.
Harán fluir la vida, brotarán atardeceres nuevos
sin la sombra de apagadas luces,
su música, flotando en la memoria,
cantará sin cesar los rumores del agua.

Cabalgando, sobre tenues recuerdos,
con presencia de mil sombras derramadas,
buscaré la luz para apagar la noche,
escucharé la música que todo hace olvidar,
vendrán los días claros, los del tiempo feliz,
los de los sueños mágicos que perduran
al pasar la tormenta.

Nada es sencillo ni de fácil alcance,
las olas de la vida rompen en alta mar,
en las proximidades, navegan los veleros
en la ruta del viento, llevan brillo de mar
en su dorado marco de espuma. La brisa escapa
al infinito y en las encrucijadas
se encienden las antorchas
que alumbran sin querer las madrugadas.

Mis pasos inseguros acarician la tierra.
Si el futuro es presente y el presente es incierto,
desnudaré mi alma bajo la lluvia fresca
y con las manos juntas, en un supremo esfuerzo
reclinaré mi cuerpo, a orilla del silencio dormiré recostada
con la lluvia silvestre en el regazo.


viernes, 20 de enero de 2017

Nuevo año nuevos tiempos




Nuevos tiempos


En lo alto, con sus eternas luces,
parpadea la estrella. Hija del sol naciente,
hija del sol eterno, tiene alcurnia real,
señala un tiempo nuevo.
Si palpita, no se apaga la estrella,
aunque el viento la azote.





domingo, 28 de agosto de 2016

Un verano en agosto




Un verano en agosto


Seca agosto las fuentes, la tierra se desgaja,
la vida se despierta con el frescor del alba,
abre su pecho al día, despereza sus alas, busca 
la mañana de luminoso sol.
Mantiene sin tiempo un cántico profundo,
(lejano eco de infancias remotas),
en las huellas marcadas con pasos presurosos
por vacilantes pies desnudos,
para nacer, en un nuevo recorrido,
sobre la piel curtida del agosto infinito.
Traspasa las fronteras en un viaje sin límites,
como el mar azul del renacer completo.
¡Ay verano de siempre, el de la piel dorada,
el de los nuevos sueños que el viento temeroso
hacía suyos, amigo fiel, tormenta pasajera!
Oigo latir tu corazón desafiante, tu corazón fogoso,
y siento tu presencia al batir tus alas transparentes.
Agua breve, arroyo de esperanza, mano invisible,
mar lejano de remotas ausencias.
Abrasas con tu frescura sonriente, desnudas el alma
y la dejas prendida en las tupidas redes
del dorado rincón de ayer...
y de mañana.








lunes, 11 de abril de 2016

Arcano



      Arcano

   No miraré hacia atrás
   por si de pronto viera sin quererlo
   rotos los puentes, y quisiera volver para hacer de nuevo
   el recorrido, o acaso reviviera emociones lejanas,
   aunque ausentes, y lo ausente, se hiciera presente en el recuerdo.
   No miraré hacia atrás, ni haré preguntas que no
   tienen respuesta, aunque cierre los ojos para escuchar
   lo que deseo oír y nadie dice, y pregunte por qué
   y nadie me responda...o quizá no desee
   conocer la razón. Tal vez busque la duda y la indefinición
   para poder dar la forma deseada al momento,
   o cambiar en un supremo esfuerzo
   la noche por el día, para encontrar yo misma la anhelada respuesta.
   No lanzaré preguntas a la suerte, si la suerte
   es solo una entelequia que, acaso ya esté
   adjudicada y no se llame suerte, sino vida.
   No miraré hacia atrás porque todo esta vivo
   cuando escucho tu voz, aún sin oírte,
   desde el lugar que habitan los recuerdos.


viernes, 12 de febrero de 2016

Y yo te sigo...



     Y yo te sigo...


    A veces fiel, a veces, esquivo e indiferente,
    siempre fugaz y difuso, como la bruma del horizonte azul.
    Con tu brazo, rodeas mi cintura
    y enredas mis alas en tus sutiles redes misteriosas.
    Me llevas a tu lado, allá por el sendero de lo desconocido,
    hacia zonas remotas de mi historia no escrita.

    En tu presuroso caminar ligero,
    niegas mi anhelado descanso sobre el manto silvestre
    de la vida, sobre el mar soñador de fresca sonrisa,
    y escribes, con letras de humo, los ritmos
    que marcan mi respirar diario.

    Paso y observo como los leños duermen, mientras velo,
    como cruzan ante mis ojos las notas
    de tu insinuante melodía, sin manos que, todo lo rompen,
    girando y girando, como un torbellino de abejas silvestres.

    Me ordenas que sueñe con los ojos abiertos,
    y sueño, y escribo con mano trémula
    pensamientos, con palabras que escapan bulliciosas, 
    y no puedo atraparlas con redes de cristal.

    Veo a la luna flotar sobre el agua, el oleaje púrpura
    de la vida, el despertar de momentos felices,
    el dormitar de atardeceres rojos.
    Todo fluye a tu antojo amigo indiferente,
    en la corriente inmensa de tus hermosas aguas.

   



lunes, 20 de julio de 2015

Quién escribe...?



                       Quién escribe


   Quién marca mis pisadas en la arena candente
   de la playa dorada de mis días de júbilo,
   quién en el aire enciende un nuevo despertar,
   quién sacude los frutos de mi árbol de profundas raíces,
   quién acompaña el sueño cuando ya estoy dormida
   y vela mis mañanas, cuando el alba regresa de su correr diario.

   Será una ilusión, un eco, o una simple sonrisa,
   o la recreación de los días felices,
   quizá sea yo misma, flotando en un aire sublime,
   o una rosa, o una simple semilla de pájaro.
   Quién escribe el destino con su mano invisible

   Quién acompaña el sueño cuando ya estoy despierta,
   y mis ojos escudriñan entre la luz difusa de una incierta mañana,
   y los árboles, inclinan reverentes al viento su altiva copa,
   quién despliega sus alas en las húmedas ramas
   de mi historia, quién escribe mi vida.

  



sábado, 18 de abril de 2015

A la primavera



                                     A la primavera

     No entiendo todavía la razón
     de todo lo que empieza y acaba en un instante,
     o de todo lo que acaba, sin haber empezado siquiera.
     El río intemporal se desliza por la pendiente abajo,
     por la cascada de blanca espuma,
     y abandona en sus orillas las luces de colores
     que, viviendo en continuo parpadeo, pretenden descubrir,
     si todo lo que acaba empieza y vuelve,
     como el suave girar de un carrusel.
     Sueñan, sueñan volver a ser, volver a abrazar la primavera,
     cuando se cumpla el rito anual del sol,
     volver, para tejer las flores amarillas
     que alfombrarán el paso de su fulgurante retorno.
     Sellan en mi frente campanas musicales,
     flores de mi remota estancia.
     La arena precipita su frescura virginal
     por el estrecho paso del cristal vacilante.
     Suena el batir de alas, presagio de la calma celeste.
     Volverá la primavera a rescatar el polen olvidado,
     germinará con su canto a la vida
     en los frutos del álamo verde. Y yo
     en un supremo esfuerzo, retendré en mis manos
     la eterna primavera.




lunes, 22 de diciembre de 2014

En la espera



                                  En la espera


          Ha llegado sin ruido precedida
          por el suave declinar de la mañana
          de un paisaje otoñal.
          Un soplo de frescura y una flor en la boca
          es todo su atuendo. Llama, viajera,
          a las puertas cerradas de la indefinición,
          esa figura opaca de gris significado
          oculta siempre en un confortable refugio.
          Insiste, esperando respuesta, revoloteando
          sobre un tiempo parado por la duda,
          pero nadie contesta.
          Y la flor, se marchita en la boca,
          y entre la incertidumbre de la espera
          se desvanece el soplo en su alma de luna,
          y con paso sonriente, desaparece,
          en un recodo azul de densa niebla.

        

jueves, 11 de septiembre de 2014

Una oración



                                                Una oración


               Una oración perdida
               surca volando el deseo de esperanza,
               y la pluma veloz que describir quisiera tu silueta
               y guardarla en la voz de la memoria,
               pasa rozando apenas la mejilla, evocando
               un recuerdo sutil, que ya se aleja.

               Todo es blanco a la vista,
               hasta la luz del sol parece blanca,
               hasta los verdes valles que pintaron tu huella
               de momentos felices,
               se han teñido de un blanco desvaído,
               han marchitado la luz de la alegría,
               han dejado sin sentido las palabras.

               La mar suena a lo lejos,
               con su espuma de mar que todo cubre,
               con su túnica de mar
               que todo abraza.




domingo, 6 de julio de 2014

Tú misma



                                              Tú misma


             Llega hasta aquí la vida y se detiene
             contemplado admirada la belleza reflejada
             en el espejo cristalino de los días.
             ¿Quién será, se pregunta a si misma, esa desconocida
             que me mira burlona desde el paso siguiente de la historia
             todavía ignorada? ¿Quién puede sonreír sin saber
             dónde está el otro lado del espejo?
             La curiosidad navega ligera llevada por el viento.
             La mirada recorre fugaz lo conocido, buscando
             una respuesta. La sombra fresca del sauce burlón
             se inclina reverente ante la presencia de la sabiduría,
             y desde lo desconocido, surge entre el silencio,
             el sonido vibrante de una lejana voz
             que desgrana, entre notas musicales,
             el misterio aparente.
             ¿No te reconoces a ti misma?. Pregunta.
             Con temblorosa mano, se defiende
             borrando persistente las huellas trazadas en la arena,
             en un sublime acto de reverente aceptación.
             Y el eco, repite la respuesta una y mil veces:
             Tú misma.




domingo, 30 de marzo de 2014

La Primavera



                             La Primavera

            Verde sonido el de la mies lejana,
            eco profundo, voces sin dueño,
            dulces cantares que en el aire perduran,
            palabras enigmáticas enredadas para siempre
            en la red primaveral de ardiente hermosura.

            Su silueta fugaz,
            rueda impasible por las vías celestes,
            esconde en su seno el germen de la vida,
            se enseñorea de la órbita azul del universo.

            Pero ella es así, esquiva, escurridiza,
            como llega, se va, dejando su sabor perenne en el recuerdo,
            y queda el aire teñido de colores cristalinos,
            y un alegre cantar nace en los labios temblorosos,
            y un tacto suave acaricia el desnudo sentimiento.

            Yo la atrapé una vez, y aún perdura,
            a su manera, quedó para siempre en el recuerdo,
            y aunque vuelve cada año, para mi, solo hay una,
            que despierta el sonido de mi sueño. 


miércoles, 19 de marzo de 2014

Envuelto en misterio


          
                                       Envuelto en misterio


                 Como un torbellino que se agita impaciente,
                 golpea el aire que mueves a tu paso
                 al cruzar por mi lado con tu capa de espuma,
                 con tu sonrisa franca, con un ramo de novia.
                 Y en los atardeceres, cuándo salgo a esperarte
                 bajo la luna roja, te veo aparecer allá en el límite
                 de la línea remota, en la lejana aurora,
                 montado en tu caballo misterioso,
                 jugando con las nubes de suave pluma,
                 al son del corazón ligero.
                 Se disipa la niebla al paso del rítmico galope,
                 intemporal sonido de la vida,
                 y en los ventisqueros de la profundidad,
                 palpita la tierra como un corazón que germina,
                 ahondando en su estructura de ramas de cristal.
                 No hay en tus botas barro del camino,
                 no hay señales de mentira, no hay sombras.
                 En la cadencia rítmica del juego,
                 adivino el mensaje dibujado
                 en múltiples volutas de intangibles sonidos.
                 Vienes con las manos abiertas,
                 ofreces descubrir el misterio tanto tiempo añorado.
                 Y dicen que no existes...
                 ¡Qué sería de mi, si no existieras!




sábado, 25 de enero de 2014

Un antes...un después



                                      Un antes...un después

                Salta, salta conmigo,
                por las flores silvestres de la vecina historia,
                la que acaba y empieza cada día,
                la que nunca repite y al pasar, hace,
                que todo parezca igual, por diferente.

                No te muestres esquivo ante los ojos
                simulando un despertar de legendarios tiempos.
                Al escuchar tu risa silenciosa,
                acerco mis oídos, apoyo la cabeza en tu pecho,
                repito sin parar el estribillo:
                “duerme para que cante, canta para que duerma”.

                Y aunque el agua, al caer por la pendiente,
                salpique los limos de las profundidades,
                apuraré la copa que me ofrece la vida,
                aunque rompa después, en mil pedazos,
                los cristales opacos de la siguiente historia.



martes, 24 de diciembre de 2013

Pensamientos


                                                        Pensamientos

               En la ventana de los amaneceres,
               con las alas abiertas, cantan los pájaros
               al despertar virginal de la mañana.
              ¿Qué me traéis de nuevo? les pregunto.
               Nada que ya no sepas, me responden.
               Y una espada celeste, con calma de acero, dibuja
               en el cristal difuso de los días,
               las siglas de la vida que sin querer 
               discurre ante mis ojos,
               y cambia, el color espeso de la sangre,
           por rayos de sol abiertos,
               reflejo, del incendio rojo del ocaso múltiple,
               que en los desfiladeros próximos, transitan,
               hasta la orilla fresca del agua de la tarde.




sábado, 2 de noviembre de 2013

Incógnitas



                                            Incógnitas

                      Al ver tu puerta abierta,
                      entré por el camino de lo desconocido,
                      ese lugar tan próximo, ignorado,
                      que acaso me brindara la fortuna
                      para arriesgar mi destino en su espesura,
                      y apostar, a un solo día,
                      las cartas inciertas de la suerte,
                      recostada sobre el hombro
                      de un mundo de voces perfumadas,
                      éxtasis transparente
                      de la corriente clara de un río intemporal.
                      En mi vagar ligero,
                      olvidé señalar el camino de vuelta,
                      descuidé en un recodo la llave del destino,
                      en los márgenes silvestres
                      esculpí mi nombre con palabras borrosas,
                      y permanezco aquí, aspirando suavemente
                      el aroma que me brinda 
                      el templado aliento de los rayos del sol,  
                      esquema luminoso, trazado,
                      sobre la mano inocente de mi postrer encuentro.


sábado, 28 de septiembre de 2013

Dime


                                   
                                           Dime

             Sentada, sobre la única roca
             de un mar imaginario, veo nacer el día
             en las huellas del limitado azul,
             en un punto lejano que a veces parpadea
             un solo instante, cuando la luz se funde con la noche,
             en un sublime abrazo intemporal.

             Un rumor cantarino 
             envuelve y acompaña la visión,
             espuma blanca de sonrisa burlona,
             ir y venir de juguetonas olas que acarician
             la extrema desnudez del caminar.

             Fragilidad sin nombre, dime:
            ¿Dónde está el límite de mi soñar sereno?
             El de los dulces cantos,
             el de las olas tibias que despiertan
             el alma escondida tras el rostro.





miércoles, 24 de julio de 2013

Así lo veo



                                        Así lo veo


                Lo siento repetir una y mil veces
                desde mi propia voz en la memoria,
                y aunque siempre se escapa
                por las ranuras rotas,
                se detiene de pronto sobre la superficie,
                sobre el agua irreal de aurora roja.
                Baila, baila le digo,
                que en el mundo, el que no baila, llora,
                y además, se desliza por los años
                de la corriente cálida, río de suave sombra.
                Al deslizarse, la vida, corre sin sentido,
                sin encontrar la verdadera esencia, el verdadero ser,
                aunque los ojos aprecien algo diferente,
                aunque las manos, intenten darle forma.

                Para el que quiere pasar sin romper nada,
                mejor guardar el alma, gota a gota.




miércoles, 5 de junio de 2013

Canción de junio



                                        Canción de junio


                     Ya se tiñe de fiesta la mañana,
                     en tu ventana caen
                     pétalos de rosa para alegrar el día.

                     Breves los pasos, saltando entre los puentes
                     de una orilla a otra orilla, aparece nebuloso,
                     el reflejo de tu candidez pasada,
                     luz azul despertando al brillo de la vida
                     y al espacio infinito, mar abierto
                     que invita a navegar.

                     Late el mundo; se desgranan con fuerza
                     las notas musicales no escritas,
                     en el rincón del alma silenciosa, palpita
                     iluminado con fuego de esperanza, el recuerdo
                     de la inocencia feliz, postrer regalo
                     que pervive en el tiempo.


domingo, 19 de mayo de 2013

Palabras





                                           Palabras


                               Dulces suenan tus palabras al oído,
                               acarician el rostro como una suave pluma,
                               como una gota de agua perdida entre la lluvia,
                               como un mar que se acaba en el propio límite
                               de cielo y esperanza.

                               Sobre mis huellas de pasos discontinuos, con burlona sonrisa,
                               trazan su ceremonia, sus rituales, sus danzas
                               y tras de si
                               logran ocultar su alma verdadera.

                               No seré yo quien diga que se callen, ni que se vayan,
                               ni que se queden...
                               ¿Para qué las quiero si nada me dicen?
                               Simplemente, no escucho,
                               ya duerme en mis rodillas acunando
                               la luna blanca.

                               ¿Acaso el mar al río le devuelve
                               ese caudal de agua arrebatada?
                               Ahora que escucho...callan.


domingo, 14 de abril de 2013

El otro yo





                                                                    El otro yo


                               Aunque lo busques
                               en el abismo de las profundidades
                               (ese lugar por ti desconocido), y
                               con la espalda recostada
                               en el tronco protector de la esperanza
                               dejes caer tu alma soñadora
                               sobre el suelo fértil de la vida,
                               no encontrarás el yo que te acompaña
                               (ese que se enmascara
                               tras de mil apariencias seductoras),
                               cuando desees descubrir la razón de muchas decisiones,
                               y hacia el cual, sin saberlo,
                               diriges la mirada.


miércoles, 27 de marzo de 2013

A tu encuentro




                                                 A tu encuentro

                               Se aproxima la hora de tu encuentro
                               y por el filo azul del nuevo día
                               camina la brisa temblorosa
                               al toque de la aurora.

                               La lluvia, se trenza,
                               forma una corona de brillantes
                               con los múltiples soles reflejados.
                               He guardado una flor en mi regazo,
                               como recuerdo de cada primavera.

                               Se aproxima tu encuentro...
                               Adornaré mi pelo con guirnaldas,
                               me vestiré con mi mejor vestido,
                               agitaré la mano tibiamente para decirte adiós,
                               desde el último recodo del camino.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...